Historia de los retos CloneWars OSHWDem

¿Qué son los retos Clone Wars?

Son la máxima expresión de open source, makers de todas partes colaborando por un fin que difícilmente podrían realizar por su cuenta, la comunidad elige cada año una manera diferente de probar sus límites y, aunque con esfuerzo titánico, siempre lo logran. Aprovechando las diferentes reuniones anuales para juntarnos y ensamblar todas las piezas.

Es curioso como todo comenzó hace unos 6 años cuando en Clone Wars empezó a germinar la idea de lanzar un reto, ya llevaban tiempo colaborando para construir, desarrollar y fomentar la tecnología 3D libre pero nunca habían hecho algo como esto, ¿Saldría bien? o mejor dicho, ¿Saldría?

El primer reto de la comunidad se lanzó para la OSHWCon 2012, la segunda edición de la primera feria de hardware libre de España. Sería un Domo; una estructura de cúpula geodésica formada por varillas de madera unidas mediante piezas impresas en 3D. Gracias a la colaboración de aficionados a la impresión 3D de toda España se consiguió alzar una estructura de 2.6 metros de alto que dio lugar al inicio de una tradición.

Domo OSHWCon 2012

Domo del reto CloneWars OSHWCon 2012

Piezas imprimibles del Domo

Piezas imprimibles del Domo

En esa edición de la OSHWCon había varios miembros de BricoLabs que después de haber asistido decidieron que necesitaban un evento similar pero en Coruña. Y como no existía, se lo inventaron. De ahí nació la OSHWDem.

En esta primera edición de la OSHWDem (ese mismo año 2012), invitamos a la comunidad CloneWars, que se trajo el Domo y lo montamos nuevamente.

En la OSHWDem de 2013 y 2014, faltos de imaginación, se lanzaros nuevamente retos consistentes en construir un domo geodésico.

Domo reto CloneWars 2013

Domo reto CloneWars 2013

Domo del reto CloneWars 2014

Domo del reto CloneWars 2014

En el 2015, viendo la cadena de ADN que cuelga en la Domus y se propuso la idea de construir el ADN de Clone Wars, el desafío consistía en que cada impresora perteneciente al grupo imprimiera un “pruseótido” en ese momento algunas de las primeras impresoras de Clone Wars ya se habían desmontado, pero aun así el reto supuso un antes y un después, se imprimieron 536 “pruseótidos”, alcanzando el ensamblaje completo de más de 6 metros de longitud.

En el 2016 el maestro Obijuan hizo un vídeo sobre la teselación de Penrose, un curioso patrón de figuras que solo consta de 2 piezas pero que consigue un resultado espectacular, al principio del reto se habló de 500 teselas, además se barajaron diferentes posibilidades sobre el texto que se añadiría en cada tesela, nombres de impresoras, palabras más repetidas en Clone Wars, palabras aleatorias…. resultó ser un reto demasiado fácil para la comunidad de manera que se abrió la veda y se dio rienda suelta a todos los makers. ¿Resultado? Miles de teselas que supusieron más de un quebradero de cabeza a los voluntarios que ayudaron a construirlo.

El año pasado se escogió entre varias propuestas crear un mural de piezas hexagonales de 60mm de lado inspiradas en el proyecto libre 100Hex. El resultado fue un mural de centenares de piezas que se encuentra expuesto en la sala maker de BricoLabs en la Domus.

El reto CloneWars de la OSHWDem 2018 todavía se está cocinando, pero en la comunidad ya han surgido varias ideas muy prometedoras. No te pierdas todas las novedades siguiendo los perfiles en redes sociales de la OSHWDem.